Usuario

¿Cómo saber si mi casco de moto está homologado?

¿Cómo saber si mi casco de moto está homologado?

El casco es el único elemento de seguridad que la ley actual obliga a llevar si montamos en moto por España. Aunque es innegable su capacidad para salvar vidas y minimizar lesiones, tuvo que ponerse seria la administración para que ver a un usuario circular sin casco se convirtiera en algo extraño. Aún así, de vez en cuando vemos por ahí algún temerario jugándose el pellejo y, también, una multa.

En cualquier caso, no vale ponerse cualquier cosa en la cabeza. Para que un casco sea seguro y podamos circular en nuestra moto con el tiene que cumplir diferentes normativas, es decir, necesitamos emplear cascos homologados para motos. La Unión Europea tiene su propia normativa e identificación, que los cascos consiguen tras superar los diferentes test a los que son sometidos.

Sin embargo la homologación Europea, ECE 22-05, no es la única que encontraremos en el mercado, ya que también existen la DOT y Snell. DOT es el sistema de homologación empleado en Estados Unidos, mientras que la Snell responde a sistemas de homologación con estándares de calidad definidos también para el mercado estadounidense pero con criterios de una organización sin ánimo de lucro.

¿Cómo se si mi casco tiene la homologación correcta?

La única manera 100% fiable de saber la homologación del casco es recurrir a sus etiquetas interiores. Están colocadas en las correas de cierre y en sus números se recoge la homologación pertinente.

¿Qué significan los números y letras de las etiquetas?

En la etiqueta de nuestro casco, siempre y cuando cumpla la homologación europea, lo primero que nos llamará la atención será el círculo con una “E” y un número a su lado. Este hace referencia al país de homologación.

Ya en la segunda línea, encontramos una serie de números. Los dos primeros son correspondientes a la revisión de la norma vigente en el momento de la homologación. A continuación, vemos otras cuatro cifras, que nos indican el número de homologación del casco. Lo siguiente que veremos será una letra, dependiendo de esa letra o letras sabremos ante qué tipo de casco estamos. Por último hay cuatro cifras que son relativas al número de serie de protección. Con estas últimas cifras se podría localizar el informe y los datos de las pruebas a las que se ha sometido el casco.

¿Qué tipo de cascos homologados hay?

Como hemos visto antes, en la etiqueta de homologación se recoge el tipo de casco al que pertenece el nuestro en función de su seguridad. Hay tres grupos, que se distinguen por letras:

P- Protectivos. Aquí englobamos a los cascos integrales y, también, a los cascos modulares cuya mentonera nos protege.

N/P – No protectivos. Se trata de los cascos cuya mentonera no protege. En este grupo encontramos muchos modulares.

J- Jet. Son los cascos abiertos, aquellos que no cuentan con mentonera, independientemente de si tienen visera o no.

¿Puedo circular con un casco con homologación DOT? ¿Es menos seguro?

Que un casco tenga la homologación DOT no quiere decir que sea menos seguro. Significa que ha pasado otros controles de calidad diferentes. De hecho, en ocasiones encontramos dos cascos homologados bajo diferentes normativas teniendo en cuenta el país en el que se van a comercializar, pero que son exactamente iguales.

Aún así, si te paran con un casco con otra homologación que no sea la Europea, por seguro que sea el casco, la sanción será equivalente a no llevarlo puesto.

Ahora que ya sabes cómo identificar un casco y los diferentes tipos de homologación que existen, puedes comprobar cómo es tu casco y qué protección ofrece.

Back to list

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.